José Antonio Rodríguez en el festival “El Pozo Flamenco”: una lección de personalidad musical

José Antonio Rodríguez en el Centro Cultural "El Pozo".
José Antonio Rodríguez en el Centro Cultural “El Pozo”.

Este sábado 10 de junio pudimos disfrutar de un concierto en solitario del guitarrista flamenco José Antonio Rodríguez dentro de la programación “El Pozo del flamenco”, que la semana que viene traerá a la cantaora María Mezcle. El recital tuvo lugar dentro del auditorio del Centro Cultural “El Pozo del Tío Raimundo” de Vallecas.

Para un guitarrista flamenco ofrecer un recital en solitario conlleva bastante responsabilidad porque debe ser capaz de conectar con el público usando como única herramienta el sonido de su guitarra, sin aderezos ni complementos. Y con ella ha de ofrecer todos los ingredientes que habitualmente aporta el hecho de tener un grupo: debe dibujar melodías interesantes sin descuidar el acompañamiento armónico, debe marcar el compás con claridad, debe llevarnos de la mano por los momentos de sosiego y levantarnos en los ratos de mayor emoción. Todo está en sus manos, el éxito y el fracaso, el convencer o el pasar inadvertido. Es un desafío interesantísimo y digno de ver, sobre todo si el guitarrista es tan completo como José Antonio Rodríguez.

En el caso de este maestro cordobés, poder apreciar su toque en un concierto en solitario es todo un regalo porque de sus manos sale una magia verdaderamente especial. Además, es un regalo doble porque la Junta Municipal de Puente de Vallecas ha decidido que este evento tan especial puedan disfrutarlo los vecinos de manera completamente gratuita.

El maestro se presentó deseando compartir con nosotros su manera personal de entender el flamenco, y no escatimó ni un gramo de su arte, de su particular don para la melodía y de su técnica cristalina. En su toque hay una preocupación constante por la musicalidad, por no hacer solamente piezas para guitarristas, sino obras musicales completas, complejas, para todo oído sensible que desee dejarse llevar por este universo musical tan rico y estimulante.

 

Detalle de la pedalera que utilizó, con un previo, un afinador y un reberb.
Detalle de la pedalera que utilizó, con un previo, un afinador y un reberb.

Comenzó con su “Guad el kebir”, el homenaje que rinde a su tierra y que le sirvió de carta de presentación ante un público que disfrutó de lo lindo. Siguió con la “Farruca del desconsuelo”, de aires suaves, limando el ritmo de la farruca, puliendo los bordes del compás de este palo habitualmente ligado al baile y dejando brillar la suavidad de unas melodías muy evocadoras. Siguió levantándonos el ánimo con su rumba “Casablanca”, pero siempre sin perder la elegancia, el toque vigoroso pero lleno de distinción. A continuación, llegó como contraste la melancolía de la “Nana para un niño grande”, seguida de una curiosa petición espontánea del público: un pasodoble.

Seguimos con la “Danza del amanecer”, descansando en la sobriedad llena de ornamentos de la soleá “Guadalcazar”. También hubo espacio para las bulerías, “Arcano”, y uno de los momentos de mayor profundidad y virtuosismo de la tarde, la taranta “A Cobitos”. Como broche, uno de sus temas más icónicos, “Manhattan de la frontera”, que por primera vez escuché sin coros, y un bis, al más puro estilo de José Antonio, la melancólica “Adiós, muchachos”, tocada en las escaleras de acceso al escenario, como si la tocara un amigo en el salón de nuestra casa.

 

José Antonio Rodríguez en el festival "El Pozo del flamenco".
José Antonio Rodríguez en el festival “El Pozo del flamenco”.

Como bien dijo un espectador de avanzada edad al final del concierto: “Ha trabajado usted muy bien”, don José Antonio. Le deseamos, como dijo el mismo espectador a continuación “que dios le bendiga esas manos” para que podamos disfrutar de su toque durante muchos años. Hermoso regalo el que recibimos el sábado con este toque tan personal, musical y flamenco.

Listado de temas:
01.- Guad el kebir
02.- Farruca del desconsuelo
03.- Casablanca (rumba)
04.- Nana para un niño grande
05.- Danza del amanecer
06.- Guadalcazar (soleá)
07.- Arcano (bulerías)
08.- A Cobitos (taranta)
09.- Manhattan de la frontera
10.- Adiós, muchachos (bis)

 

José Antonio Rodríguez al final del concierto, con Serranito.
José Antonio Rodríguez al final del concierto, con Serranito.

Una respuesta a “José Antonio Rodríguez en el festival “El Pozo Flamenco”: una lección de personalidad musical”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *